Entradas

¿QUIÉN ES MÁS PODEROSOS, DIOS O EL MUNDO?

Imagen
    ¿Quién gobierna hoy en nuestras ciudades, naciones o el mundo entero? ¿Quién tiene más poder? ¿Por qué si decimos que existe un Dios todopoderoso hay otras fuerzas ajenas que parecen dominar y vencer? ¿Acaso Dios no es tan poderoso como nos enseñan?. Estas posibles dudas, que pueden alcanzar a cualquiera, habitualmente concluyen con el conocido y poco original argumento: ¡Si Dios existiera tales cosas no sucederían!.  Ciertamente, también los cristianos, podemos preguntarnos sobre el por qué de muchos tristes acontecimientos mundiales, sociales, incluso personales; y cómo es posible que nuestro Dios de amor, de quien decimos que todo lo puede, lo permita. Recordemos las guerras, el hambre, la esclavitud, las dictaduras, las mafias, la explotación infantil, enfermedades, defunciones prematuras y todo lo que se pueda añadir, incluso extremos de maldad que ni podemos imaginar. ¿Qué está sucediendo? ¿Dónde está el Señor? Seguramente, los que se atreven a ofrecer alguna explicación la

EL ESPÍRITU DE LA VERDAD

Imagen
     Si existe un valor en crisis en nuestra era, este es la verdad. Quizás muchos se preguntarán, ¿y qué es la verdad? como sucedió con Pilato (cf. Jn 18,38), cuya ceguera era tan profunda que, aun teniendo a la Luz del Mundo delante de él, su corazón rodeado de tinieblas prefirió ignorar la verdadera Verdad, valga la redundancia, cuando la tenía frente a él. ¡Qué lástima! ¿puede ser que nos haya sucedido a nosotros alguna vez algo parecido?      Sobre la verdad se habrán escrito ríos de tinta y tecleado miles de caracteres, o ambas cosas. Pero, a menudo, las cosas son más sencillas de lo que parecen. Dios es poderoso en su sencillez. Cuando las cosas se complican debemos plantearnos si vamos por el camino correcto y pedir luz al Señor. En su poderosa sencillez, Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6). Cita bíblica muy conocida, de la que podemos extraer esta evidente conclusión: Jesús es la Verdad. Ahora bien, uno puede creerlo o no. Bienaventurados los que cr

COVID-19 ¿En guerra contra un virus?

Imagen
Llevamos unos cuantos días sumergidos en el monotema del coronavirus COVID-19 y parece como si no existieran otras noticias debido a la gravedad del momento histórico que estamos viviendo. No es mi intención entrar en detalles que ya conocemos a través de los medios de comunicación, sino ofrecer una reflexión desde la fe cristiana, desde donde ya han surgido variadas opiniones al respecto, como las apocalípticas, las conformistas, las idolátricas y las que animan a luchar con armas espirituales. Ciertamente, existe una lucha, esto es innegable. Ahora bien, ¿la lucha consiste únicamente en combatir el virus? Si nos quedamos en esta opinión sería como cuando un paciente acude al médico porque le duele mucho la cabeza y vuelve a casa con una aspirina, sin haber investigado el origen del dolor. Seguramente, muchos de ustedes habrán oído de casos reales parecidos cuyo final fue catastrófico. El dolor, quizás, desaparecerá por un tiempo, pero si existe una causa grave oculta y no se t

EL ESPÍRITU DA VIDA

Imagen
Sin el Espíritu Santo nuestra existencia carecería de interés, no tendría calidad ni perspectiva de futuro. Las ataduras, el pecado y la muerte nos someterían sin piedad y sin posible solución que lo remediara. No tendríamos posibilidad de vencer las acechanzas del diablo, el sacrificio de Jesús en la Cruz habría sido en vano y todas las promesas de Dios no tendrían forma de llevarse a cabo. ¡Qué inmensa e irremediable fatalidad si el Señor hubiera olvidado la promesa de enviar su Espíritu!, más ¡Qué necia fatalidad cuando el hombre se olvida del Espíritu Santo!. Para gloria de Dios, sabemos que Él no pierde la memoria ni deja de cumplir sus promesas porque «es fiel por los siglos de los siglos» (Sl 100,5). Pero, ¿y qué pasa con el hombre? Seguramente habremos oído la expresión, atribuida al Espíritu Santo, el gran olvidado, como también el gran desconocido o el ausente. Lastimosamente ha sido y sigue siendo olvidado en muchos ambientes cristianos. También ha existido y conti

Jesús, muerto en la cruz, es el Señor

Imagen
1. Un Día Santo (Lv 16; Lv 23,26-32; Hb 9,6-14) El significado del sacrificio de Jesús en la Cruz fue simbolizado unos 1200 años antes de su muerte mediante lo que se conoce como Yom Kippur. Y, ¿qué es y en que consiste este Yom Kippur?. Ante todo debemos entender que se trata del día más santo del año para el pueblo judío, celebrado el dia décimo del més séptimo (10- Tishri), que para nosotros, este año 2018 equivale al 19 de septiembre. Es una jornada exclusivamente dedicada a Dios sin que nada entorpezca la plena dedicación. Día de ayuno y ofrendas a יהוה - YHWH. La palabra Yom significa día, y Kippur significa expiar o a la acción de cubrir algo. De esta celebración quisiera destacar tres particularidades de sus orígenes: 1.1. Sacrificios. Se realizaban tres sacrificios: • Un novillo como expiación de los pecados del sumo sacerdote y de su familia. Esto era necesario porque también el sumo sacerdote era un hombre pecador. • Un macho cabrío como sacrificio por el

...Y VINO JESÚS!!!

Imagen
Recuerdo una canción que finaliza diciendo “Clamé, me oíste. Me viniste a rescatar” (Evidentemente está hablando de Jesús). De la venida de Jesús, es de lo que quisiera referirme en estos días previos a la Navidad de 2017. Encontraremos multitud de mensajes típicos y tópicos, unos harán alusión al nacimiento de Jesús y otros, desacralizando la festividad, pretenderán desviar nuestra atención con deseos de felicidad, amistad, prosperidad…, pero sin Dios; lo que significa que intentarán engañarnos. Un año más continúa la lucha, no sólo dialéctica sino también espiritual, para reconducir a las personas hacia la Verdad o para emplazarlas en el vacío de mensajes esperanzadores sostenidos por falsos cimientos, ajenos al que es Piedra Angular y garantía eterna. En los Evangelios se repite al menos 18 veces la expresión «he venido» en boca de Jesús. Normalmente, cuando alguien se presenta en algún lugar y utiliza las palabras «he venido» es porque pretende dar algún tipo de explicació

UNA MISMA FORMA DE PENSAR

Imagen
Un mismo pensamiento, cimentado en una ideología, es lo que todo líder quisiera inculcar en sus seguidores. Seguramente, todos hemos oído el famoso dicho de que la unión hace la fuerza. Jesús mismo, cuando fue acusado de echar fuera demonios  en nombre de Belzebú, defendiéndose dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.» (Lc 11,17). Por tanto, la unidad es imprescindible para la construcción y el mantenimiento de cualquier organización. Ahora bien, ¿cómo crear la unidad?, y más importante aún, ¿cómo mantenerla? Básicamente, a través del establecimiento de criterios y formas de pensar universales. Veremos dos posibles opciones: 1. Mediante una ideología. La historia de la humanidad está llena de episodios dominados por ciertas ideologías humanas, las cuales nacen del pensamiento de algún individuo capaz de contagiar sus ideas o creencias a la colectividad, pudiendo así gobernar la conducta social. Algunos ejemplos co